Ningún Sector con Mayoría en la Junta de Síndicos


La luz de la esperanza brilla junto a la Torre de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

La luz de la esperanza brilla junto a la Torre de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Foto por Reinaldo Martínez Velázquez.

Escrito sometido a la Comisión de Educación, Formación y Desarrollo del Individuo
Atención a la Lcda. Sarely Vázquez Walker, Directora de la Comisión

Este miércoles, 27 de febrero de 2013 a las 9:00 AM, la Comisión de Educación, Formación y Desarrollo del Individuo del Senado de Puerto Rico llevará a cabo un vista pública del Proyecto del Senado 237.  Este proyecto sometido por la senadora María T. González López, tiene como propósito modificar la composición de la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico (UPR), derogar la ley de la pasada administración que atentaba contra la autonomía universitaria y para comenzar una profunda reforma universitaria impulsada por la misma comunidad universitaria (y no por entes externos), tal como expone el título del proyecto de ley,

Para enmendar … la “Ley de la Universidad de Puerto Rico”, a los fines de establecer una Junta Síndicos balanceada y coordinadora de las estructuras de gobernanza de la Universidad de Puerto Rico; para derogar la Ley Núm. 65 de 21 de junio de 2010, revocando las enmiendas que afectaban la composición de la Junta de Síndicos y anulando los nombramientos hechos por virtud de la misma; y para encomendarle la redacción de un proyecto de reforma universitaria que surja de la consulta y el común acuerdo de todos los sectores de la comunidad universitaria y para otros fines.

Este proyecto de ley parece estar bien escrito y cuenta con el apoyo de la comunidad universitaria.  El proyecto fue radicado en el Senado por petición del Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras (CGERRP). En su ponencia ante la Comisión de Educación y la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, el CGERRP y la Confederación Estudiantil Nacional apoyaron este proyecto.

El proyecto es un paso gigante para rectificar y desmantelar el ataque que se hizo a la autonomía universitaria, durante el cual se introdujeron cambios para tomar control de las estructuras de poder dentro de la UPR.  La politización de la UPR siguió el patrón reciente de los partidos principales, que se han enfrascado en una batalla por el control de todas las estructuras gubernamentales, para a su vez tener control del presupuesto del país.  Su herramienta principal es designar y controlar a la mayoría de miembros dentro de las juntas de gobierno de cada institución, en el caso de la UPR, de la Junta de Síndicos.  Es por ello que el primer propósito del proyecto de ley, “establecer una Junta de Síndicos balanceada y coordinadora de las estructuras de gobernanza”, es de tanta importancia.

Acorde con esto, planteo que el proyecto de ley, según redactado, no logra una Junta de Sídicos balanceada.  Siempre que se mantenga un sector en mayoría, no es posible que se logre un balance.  Es por tanto que propongo que ningún sector tenga mayoría en la Junta de Síndicos.  El proyecto del Senado 237 autoriza diez (10) ciudadano profesionales destacados nombrados por el ejecutivo.  De esta forma tendría el ejecutivo mayoría dentro de la junta.  El proyecto intenta mitigar el impacto de esta mayoría al exigir que cinco (5) de estos ciudadanos profesionales sean egresados de la UPR.  De esta forma, el balance en la junta recae en la apuesta de que, por ser egresados de la UPR, estos cinco ciudadanos serán justos y simpatizarían con los intereses de la universidad.  Sin embargo, conociendo el tribalismo imperante en Puerto Rico, no creo difícil que el ejecutivo consiga cinco egresados de la UPR que estén comprometidos con el partido de gobierno, en vez de estarlo con la universidad.

¿Cómo lograr un mejor balance?  El problema radica en que el ejecutivo es siempre renuente a entregar el control de las juntas de gobiernos a sectores sobre los cuales no tiene control.  Sin embargo, esta preocupación se puede atender, o al menos mitigar, asegurándose que los sectores de la comunidad universitaria que son muy afines entre sí, el sector estudiantil, el sector claustral y el miembro de la comunidad, tampoco tengan mayoría en la Junta de Síndicos.  Se podría invitar a otro sector que ahora mismo no está representado en la Junta de Síndicos, ni está planteado en el proyecto de ley.  Este sector es la ciudadanía del pueblo de Puerto Rico, o unos Representantes Ciudadanos en la Junta de Síndicos de la UPR.  Al insertar un componente “neutral”, entre los intereses de la comunidad universitaria y los intereses administrativos impulsados desde el ejecutivo, que se preocupe por los intereses de Puerto Rico en general, pudiéramos lograr una formula exitosa y balanceada.  Para lograr este balance propongo lo siguiente,

La composición de la Junta de Síndicos será de tres (3) estudiantes, tres (3) profesores, (1) miembro de la comunidad universitaria, ocho (8) ciudadanos profesionales destacados nombrados por el ejecutivo y finalmente (2) representantes ciudadanos elegidos por el pueblo de Puerto Rico.

Estos dos ciudadanos son nuestra propuesta para lograr un real balance en la junta.  De esta forma se logra que ni el ejecutivo, ni la comunidad universitaria, tengan el control indiscutible del cuerpo.  En cuanto al método de elección de estos representantes ciudadanos existen múltiples posibilidades, pero incluyo una propuesta:

 La Secretaría de la Junta de Síndicos creará un reglamento para la selección de estos representantes que incluyan los elementos a continuación.  Las nominaciones serán recibidas en la Secretaria de la Junta de Síndicos.  No debe haber requisitos de nivel de educación específico, dado que la posición está disponible a cualquier ciudadano.  Las características de mayor importancia serán su carácter, valores, integridad, civilidad y arrojo por defender los intereses de Puerto Rico.  Las elecciones serán a través de las facturas de la luz o del agua, que son servicios que disfrutan la gran mayoría del pueblo, y se dará un voto por abonado residencial.  El recuento de votos será realizado por la Secretaría de la Junta de Síndicos.  En cuanto a los términos de los Representantes Ciudadanos, uno de ellos será por dos (2) años y el segundo será por un periodo de tres (3) años.  Los representantes ciudadanos servirán por solo un término.

En resumen, para lograr el objetivo expuesto en los motivos del proyecto de ley de una Junta de Síndicos balanceada, sería necesario garantizar que ningún sector tenga mayoría.  Para lograr el balance deseado en este cuerpo, se debe introducir dos representantes ciudadanos que servirán para garantizar que los intereses de Puerto Rico prevalezcan durante cualquier discusión y votación.

Atentamente,

Ing. Reinaldo Martínez Velázquez
Egresado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez

Texto publicado originalmente en https://repensandolanacion.wordpress.com/2013/02/25/ningun-sector-con-mayoria-en-la-junta-de-sindicos/

Un pensamiento en “Ningún Sector con Mayoría en la Junta de Síndicos

  1. La gran idea que presenta Reinaldo, parecería ser algo de sentido común; debe existir balance en la Junta de Gobierno. Pero obviamente, el gobierno siempre quiere el control, y es lo que debemos combatir. Además, la idea debe ampliarse para aplicarla a todas las dependencias de gobierno; debe existir balance en todas las Juntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s