¿Incapacidad o Descaro?


Enajenación.  Alejandro Gracia Padilla debe estar totalmente enajenado de la realidad que vive el país.  En estos últimos días nos han agitado el avispero y estamos todos alborotados, zumbando por todos lados.  No es para menos.  ¿Cómo comprender que este “varón” insista, sin explicación válida, en empujarnos la privatización del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín?  Es como ver a un bebé tratando de insertar el cubo por el hueco triangular.  Señor gobernador, ¡nó cabe!  ¿La gran diferencia?, el infante es suficientemente inteligente para desistir eventualmente, y aprende de la experiencia.

Contra viento y marea, y contra toda lógica y razón, el gobernador Alejandro García Padilla le dió una estocada por la espalda al pueblo de Puerto Rico, que le reclamó cumplir con su promesa de trabajar primero por los intereses de Puerto Rico.  El gobernador trabajó tras bastidores en la consumación del contrato de la privatización del aeropuerto, mientras que en público se presentaba inclinado a proseguir pero ponderativo ante la abundancia de argumentos y pruebas de que el negocio es malo y contrario a los intereses públicos.  ¿Sería una incapacidad de entender los razonamientos demostrativos del mal negocio? O, ¿sería que actuó con descaro, anteponiendo los intereses de sus allegados a los de Puerto Rico?

No tan solo entregó el patrimonio de Puerto Rico y tiró la toalla, declarando a los puertorriqueños incompetentes para administrar el aeropuerto, sino que también pretende que esto sea un caso cerrado.  ¿Acaso es una incapacidad de escuchar a su pueblo?  ¿O es que con descaro prentende decirle que hacer a los sumisos corderos puertorriqueños? Señor gobernador, esta corrida de toros no ha acabado.  El pueblo de Puerto Rico embestirá esta desfachatez, y la cornada se la daremos a este contrato.

Se recuerda usted, señor gobernador, lo que nos prometió con una mirada seria y sentimiento profundo (vea el video desde el minuto 8 con 15 segundos).  Dijo usted que quería ser gobernador …

… para impedir que sigan tratando la conciencia, el alma y el propio ser puertorriqueño a patadas.

¿Es acaso usted incapaz de impedir el maltrato a nuestra conciencia, nuestro alma y nuestro propio ser puertorriqueño?  O, ¿es usted tan descarado de mentir en el periodo eleccionario con la intención de estafar la riqueza espiritual de este pueblo?  No importa si es incapacidad o descaro.  Usted ha fracasado en el cometido que le encomendamos como gobernante y defensor de los intereses de Puerto Rico.  Las personas se definen por sus acciones, y las suyas le han arrebatado cualquier credibilidad.  Le retiramos la confianza, y no caminaremos junto a usted.  Usted ha decidido caminar en una dirección opuesta a los intereses de nuestro pueblo; usted nos ha abandonado.  Nosotros caminaremos en el rumbo del salvamento de esta tierra que llevamos en nuestro corazón para cumplir con nuestra responsabilidad civil, y la que tenemos con nuestro futuro.

Nuestro futuro acaricia nuestro corazón.  Foto por Reinaldo Martínez Velázquez

Nuestro futuro acaricia nuestro corazón. Foto por Reinaldo Martínez Velázquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s