La Torre de Marfil y la prensa de corazón


Camera 360

Foto por Reinaldo Martínez Velázquez.

Desde la semana pasada, Puerto Rico ha gozado de la fama local e internacional de dos eventos importantes: la privatización del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín y el caso de una pareja del mismo sexo que quiere adoptar a una niña decidido por el Tribunal Supremo de Puerto Rico.  El primero ha recibido amplia cobertura, mas el segundo ha sido limitada; probablemente, en las escuelas de Derecho ha sido el tema en donde ha ocurrido la mayor discusión.

En este último, el de adopción, los periódicos de Puerto Rico les han fallado a sus lectores. Han sido superficiales, parcos y abstractos en la discusión de la sentencia, emitida por una mayoría de los jueces del Tribunal Supremo de Puerto Rico, sobre el futuro de una familia no tradicional.  Le han faltado a su obligación primordial, ya perdí la cuenta de tantas veces que lo han hecho, de llevar la noticia y de informar al Pueblo al adecuadamente.

Los periodistas, en su función de educar a un pueblo no han acudido ni han discutido la médula de lo dicho en ese caso. No han entrado en el detalle del contenido de la opinión mayoritaria y de las varias opiniones minoritarias.  Han sido laxos en su pluma o teclado y no han mencionado detalles significativos de lo dicho en ella.

La prensa tiene la obligación de informar y desmenuzar este tipo de noticia. Su deber y responsabilidad no se limita a decir que el Supremo con 5 votos mayoritarios denegó la solicitud de adopción de una pareja compuesta por dos mujeres o entrevistar a un abogado o profesor de Derecho para que explique la misma; eso es sólo la punta del glaciar. Su obligación estriba en explicarle al Pueblo en qué consiste esa decisión y sus  alcances. Viene obligada a dar la información exacta para que un pueblo informado sepa lo que le acontece en su entorno y pueda reclamarle a sus gobernantes justicia o pueda tomar las decisiones, en su momento, bien informadas al momento de elegirlo. No son los relacionistas públicos de ningún candidato.

No voy a entrar en la disquisición legal del caso; no quiero ni es mi interés, abrumar al lector con la verborrea típica de los abogados. La discusión de esta Sentencia publicada será materia de escritos jurídicos de las escuelas de Derecho que estarán al alcance de quienes la reciben o les interesa leerla; ergo un grupo limitado de interesados o de estudiantes de Derecho. De igual forma, al hablar de reportero en su forma singular, hablo de todos en su forma general, desde el individuo hasta la organización. Todos pecan de lo mismo; llevar la información escasa.

Antes de empezar a señalar aquellos detalles de la Sentencia de la mayoría, que me llamó la atención, es importante recalcar que fue una decisión equivocada; mas sin embargo, la decisión disidente del Juez Asociado Estrella Martinez es la correcta y debió de ser la decisión mayoritaria. El Juez Estrella tiene mi respeto y admiración por ser un jurista que fue a la médula del asunto.

Puerto Rico no está solo en la batalla por reconocer derechos al grupo LGBT de nuestra sociedad. Si alguien hubiera hecho una búsqueda superficial en Google se daría cuenta que países de avanzada están reconociendo y extendiendo nuestros derechos a este grupo. Nadie es distinto y desigual ante la Ley. No debe de existir discrepancias entre los seres humanos bajo ninguna modalidad, incluyendo su orientación sexual. La igual protección de las leyes le es aplicable a todos; eso es un principio básico de Derecho. No es un capricho ni un antojo el que todo el mundo goce de los mismos derechos para disfrutar de una vida plena; ningún estado de Derecho –ni la llamada débil rama judicial- debe de restringir la opción de adoptar porque existe un vacío en la ley que no reconoce tal derecho a una familia no tradicional que está optando por demostrar que puede ser mejor que una familia tradicional. Esa búsqueda en Google hubiera orientado al más detallista de los juristas a aplicar normas de derecho internacional, tal como lo haría el Juez Asociado Kennedy del Tribunal Supremo Federal, en este caso.

A modo de ejemplo, veamos lo que ocurre en otros lares:

  • Un tribunal  alemán había decidido, semanas antes, esta controversia concediendo derechos de adopción a una pareja del mismo sexo.
  • En el 2012 el Tribunal Constitucional Español emitió una sentencia (198/2012) en donde decreta sin efecto la impugnación de la enmienda al Código civil español en donde se reconoce el matrimonio no solo entre una mujer y un hombre, sino entre parejas de un mismo sexo.
  • Recientemente, en otro caso en España, se reconoce, a un viudo del mismo sexo de su cónyuge difunto el derecho  a recibir los beneficios de la seguridad social; resuelto este año.
  • Varios estados de Estados Unidos han reconocido el matrimonio de un mismo sexo tales como Massachusetts, New York, Maine Connecticut, Maryland, New Hampshire, Washington D.C, Washington, Vermont, Iowa, Missouri y otros estados reconocen los matrimonios contraídos.

Para complicar el panorama jurídico puertorriqueño, el Tribunal Supremo Federal escuchará el 22 y 23 de marzo a varios sectores en una vista de argumentación oral en torno a la derogación de la Propuesta 9 de California y la revocación de una parte de DOMA. Una pregunta que los periodistas debieron de formularse es a dónde iremos si el Tribunal Supremo Federal “reconoce” derechos a este sector marginado. ¿Quemaremos la Constitución Federal por sentirnos traicionados? No creo, por lo menos yo no lo haría porque me recuerda el libro Farenheit 451. ¿Empujaremos la independencia por la traición al modelo tradicional de la familia? ¿Vendrá el fin del Mundo al estilo de Gomorra y Sodoma por todos estos cambios? ¿Nos obligaremos a auto-flagelarnos en acto de arrepentimiento para no quemarnos en el infierno? o ¿El  Mundo seguirá siendo el mismo, como los últimos milenios?  Yo me inclino en contestar esta última pregunta en la afirmativa porque las anteriores son las lucubraciones vacuas de aquellos que gritan a los cuatro vientos los vicios de un grupo “minoritario”; como hacían los estados sureños con los afro-americanos previo al caso de Brown v Board of Education.

Mi discusión es levantar preguntas que debió de formular el reportero. Usted llegue a su conclusión a base de lo aquí dicho y determine si la prensa dejó de pasar la pluma a la hora de la redacción de la noticia; o si hizo lo correcto al discutir la noticia de forma breve y resumida. Este blog cabe en tres hojas de papel de periódico en cuantas columnas quiera crear diseñar el periódico cuando realice su función adecuadamente. Comencemos.

La prensa no indica que en este caso acudieron como amigos de la corte varias organizaciones, la mayoría en apoyo al reclamo de la pareja. Me llamó una en particular una que nunca supe cuál fue su posición: Alianza de Juristas Cristianos. Es una pena que la prensa no haya optado por publicar la posición de este grupo para determinar si la misma era similar a algunas de las posturas de la mayoría del Tribunal Supremo; o si por el contrario, era una posición liberal.

De igual manera, en este caso se nota de forma parcial la disputa habida entre la mayoría y uno de los jueces disidentes. En varias ocasiones se critica a la Juez Asociada Anabelle Rodríguez en cuanto a su disidencia y posición asumida y su alegada contradicción en una decisión previa. Lo que omite el reportero, al no escudriñar esta decision, es la formulación de la siguiente pregunta: ¿En cuántas ocasiones los jueces de las más altas curias no se han revocado a sí mismos? A modo de ejemplo tenemos el caso de Brown v Board of Education del Tribunal Supremo Federal que revocó una decisión anterior que establecía la famosa norma de “separate but equal” en contra de la raza afro –americana. Pero el tren se le fue al reporter al no discutir este detalle.

Por otro lado, esta decisión de la mayoría, al entrar en el innecesario debate sobre la doctrina de la separación de poderes, demuestra a toda luz la orientación conservadora de nuestra más alta Curia. Los periodistas debieron de reseñar que la interpretación de nuestra nueva Curia va dirigida a interpretar la ley de forma exacta y literal (en inglés se conoce como textualism/originalism) sin ánimo de amoldarla a nuestros tiempos o a los cambios que se avecinan. Nos dice que el deber de la judicatura no es la de aprobar leyes judicialmente, sino estar amarrados a su interpretación al momento de ser aprobada; aun en el caso de que existan lagunas o vacíos en la misma. Ergo es deber de la legislatura el resolver estas lagunas mediante legislación apropiada para ser refrendada por el Ejecutivo. No obstante, la mayoría se contradice al discutir el caso de Ex parte J.A.A. que reconoce el derecho de adopción a una mujer soltera; esta normative jurisprudencial fue, posteriormente, reconocida por la Asamblea Legislativa al codificar dicha excepción. Entonces, por qué el reportero no formuló una interrogante como la siguiente: ¿Qué impedía al Tribunal Supremo actuar de forma similar? Esto demuestra que los reporteros no leyeron la sentencia o no leen, punto.

Tampoco el reportero se preguntó ni puso en posición al Pueblo para que supiera que en el expediente de este caso y de la prueba desfilada existían dos informes psicológicos forenses que determinaron que la adopción era recomendable (no existía prueba en contrario). Ambos informes constan en todos los expedientes judiciales y ningún juez se basó en la prueba (excepto las opiniones disidentes). La mayoría reconoce la existencia de esa prueba, pero no la aquilata ni la toma en consideración; todo estuvo limitado al examen judicial de que la ley no provee un remedio y tenemos que esperar sentados para que la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo actúen sobre ese asunto. Todo esto en deferencia a las otras ramas constitucionales.

Otro detalle importante de la sentencia que el reportero no menciona es lo dicho en el siguiente texto:

Una cosa es decir que tenemos el poder para interpretar el documento constitucional, pero algo completamente distinto es conjurar un alegado poder para cambiar el significado de su texto.

Este mensaje, que el reportero nunca discutió, es claro y contundente, ningún juez debe mirar o buscar por otros lados; nuestra Constitución es estática y no evoluciona (más en el caso de personas de orientación sexual distinta a la que se llaman normal). Por lo tanto, lo que ocurrió en el 1952 sigue ocurriendo ahora. Somos un pueblo estático y la teoría de la evolución nunca ocurrió ni ocurrirá en el campo del Derecho. Entonces, si yo fuera el reportero, me preguntaría: ¿Debemos entender que toda aquella jurisprudencia anterior a este caso y resuelto en equidad está revocada? Es decir, ¿resolver un caso en equidad ya no es una alternativa?

De igual forma, la prensa pasa por alto la siguiente cita de la mayoría a la página 61:

Son las leyes, en última instancia, el reflejo de la voluntad del pueblo expresada democráticamente a través de los legisladores electos y recogen aquellos que el pueblo está dispuesto a aceptar en un momento dado.

Por lo tanto, el Pueblo, por conducto de sus legisladores, no endosa a este sector marginado. Estas personas son buenas para muchas cosas, pero no para adoptar y mucho menos para reclamar derechos por discrimen por su orientacion sexual porque eso ninguna ley lo recoge; nos dice el Supremo. Por lo tanto, este grupo es bueno para pagar contribuciones y el diezmo en las iglesias pero como el Pueblo eligió representantes que no legislan a favor de ellos, eso significa que “no son deseados en la sociedad”. Tampoco el reportero abunda o discute este asunto.

Por último, la Prensa obvia otra cita que me ha llamado la atención y hasta me ha preocupado. A la página 50 de la sentencia, la mayoría refuta el argumento de la peticionaria en cuanto a su reclamo al derecho a la intimidad bajo lo siguiente (el párrafo incluye otros argumentos pero este me pareció único):

…Esta [la peticionaria] mantiene una relación sentimental con su pareja y el Estado nunca la ha criminalizado por ello…

El periodista, si hubiera sido exhaustivo con el estudio de esta sentencia hubiera sacado punta a este comentario, así como a un montón más. El mismo se puede interpretar de muchas maneras y el periodista dejó pasar, como en otros eventos noticiosos anteriores a éste, la ocasión. A pesar de lo aquí reseñado, el periodista prefirió ver el caso desde las gradas y publicar aquello que es vago y vacío, “No del Supremo a la adopción entre parejas del mismo sexo.”

La prensa se limita a publicar lo que entiende que es materia de venta de papel y no ejerce su rol principal de analizar, evaluar, comentar y hasta de señalar lo que el caso en sí recoge. La prensa ya no informa, sino todo lo contrario, se limita a dar extractos de lo que es la noticia. Por eso escuchamos tanta gente en la radio opinar sin fundamento y sin base alguna de lo que ocurre. En diarios de otros países esta noticia hubiera sido motivo de más de cuatro páginas de editorial; en Puerto Rico si tomó una página completa o dos (con las fotografías) hubiera sido mucho y no tendría el resultado deseado. La prensa opta mejor por reseñar asuntos político partidista, dime y diretes entre dirigentes y cosas de prensa de corazón porque vende titular. La adopción por una pareja de un mismo sexo no es tan importante porque NO VENDE PAPEL.

6 pensamientos en “La Torre de Marfil y la prensa de corazón

  1. La prensa mas leída en Puerto Rico es una sensacionalista y visual. Se buscan noticias de impacto, y si no lo es, se usa la libertad de autor para convertirla en una de impacto. Las preguntas son para crear or promover el desacuerdo, la discordia o la confrontación. Las preguntas no son para profundizar. Me imagino que las exigencias a los reporteros, fotógrafos y camarógrafos es una de producción. Muchas imágenes, muchas noticas y si le añadimos que hoy en dia la noticia corre primero por Twitter y Facebook, inclusive antes de que salga en la prensa digital, entonces vemos la presión que tienen estos periodistas en sacar la noticia lo antes posible.

    Aun así, y también gracias a la tecnología, han estado apareciendo cada vez mas periódicos digitales y organizaciones de investigación periodísticas, que están llenando el hueco que dejan la prensa tradicional. La mala noticia es que estos últimos no tienen el alcance como los primeros. En adición, el lector también vive una vida mas rápida, y en general toman como elección leer los artículos con mas fotos y mas concisos.

  2. Muy de acuerdo Jaime, porque apuntas hacia una situación que vemos, pero pocos comentan. La prensa olvidó que también tiene una función social de informar correctamente y una vez descubierto un dato, no puede permitir que lo tergiversen. Por ejemplo, a los carros los mueve algun tipo de motor, pero viene un político de momento y dice que hay carros que los mueve un mono debajo del bonete. Entonces viene la prensa a darle cuerda y viene el debate con las llamadas y los twitters, en vez de indicar que el tipo esta mal de la cabeza y parar el asunto. O cuando menos, entrevistar a expertos y mantener esa opinión. De hecho, es uno de los problemas sociales en nuestro Pueblo.

    Creo que el medio que se distinga por exponer los datos y profundizar en descubrirlos obtendrá mayor rating que quien se pone a jugar con el conocimiento social. Pero claro, jugar es más facil que trabajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s