El nudismo hipócrita…


Cristo cargando la cruz por Miguel Angel

Censura del Cristo cargando la cruz por Miguel Angel

La foto de la Sa. Sally López Martínez, Administradora de la Administración de Desarrollo Laboral, despierta nuevamente el morbo de algunos individuos que buscan desviar la atención al proceso serio de la confirmación de su nombramiento.  Este nuevo capítulo, las famosas fotos tomadas hace mucho tiempo, va a empujar al legislador de poco intelecto a participar, de forma voluntaria, del circo moralista que Puerto Rico se ha encerrado en las últimas semanas. Ya veremos como algunos legisladores van a despotricar moralmente contra la nominada de forma impetuosa por unas imágenes que nada tienen de morbo.  A lo mejor me adelanto a los eventos, pero temo el no equivocarme en mi apreciación.  Ese ha sido siempre el modus operandi de aquellos sectores que responden a intereses fundamentalistas.  Usan la moral para atacar candidatos que bien pudieran servir bien al Pueblo; bajo la bandera de la moral que unos pocos nos quieren imponer a través de sus creencias.

Tampoco dudo que en el proceso de confirmación surjan innumerable grupos religiosos y moralistas con manifestaciones y protestas, ponencias y cartas en contra de la designada por la publicación de estas fotos; que nada tienen de inmoral y mucho menos de pornográficas, como algunos las han catalogado.  Nuevamente, la culpa no la tiene el Pueblo sino la prensa por prestarse a publicar este tipo de gráficos.  Esta prensa nuevamente responde al sensacionalismo para vender papel y que a su vez responde a la alegada moral hipócrita de un grupo que no representa a los puertorriqueños.  Una moral que nos han impuesto un sector religioso que se ha apoderado del aparato gubernamental; en violación crasa de la separación de iglesia y Estado.

No debemos perder de perspectiva que el proceso de confirmación ante el Senado debe centrarse en la experiencia laboral de la nominada, en su plan de trabajo y en su compromiso con el Pueblo.  Toda discusión en cuanto a tres fotografías no debe ser el Norte de esa Curia.  Aclaro que desconozco las cualidades de la nominada, pero soy fiel creyente de los procesos puros, serios y claros ante una comisión senatorial.  El proceso debe discutir las cualificaciones y otros atributos de la persona en su contexto profesional y no personal.  Prefiero que se discuta su opinión en algún escrito o estudio que la nominada haya hecho en vez de discutir su pose sugestiva y poco provocativa en unas fotos.  Por mi parte me da igual si aparece desnuda o vestida en una foto, eso no hace la persona como un buen o mal funcionario.  El formular preguntas sobre esta tontería es, nuevamente, participar del sensacionalismo que queremos despegarnos.  Si formulamos preguntas sobre estas fotos, nos convertiremos en la Comay o anfitriones de los programas de corazón que en nada ayudan al País para salir del atolladero intelectual en que nos encontramos.  Debemos pasar la página y olvidarnos de esa moral fundamentalista que nos quieren empujan por boca y oreja por las ondas radiales, televisivas y por papel.

Yellow Kid #2

The Yellow Kid. Origen de la expresión “prensa amarilla”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s