La vida de un maestro…


teacher - never stop learningSoy Arlene, tengo 36 años, soy producto de escuela pública y poseo dos bachilleratos. Esto lo logré gracias a los valores aprendidos durante los 12 años escolares, de parte de cada uno de mis maestros. Pero más importante que esto, quiero expresar mi punto de vista sobre la vida de un maestro.

Quienes me conocen, saben que mi madre es maestra. Estuvo 30 años al servicio del Departamento de Educación. Estuvo enseñando inglés a los estudiantes de tercer grado en la escuela pública. Tuve la oportunidad de tomar clases con ella, al igual que mis hermanos y muchas personas más. No porque fuera mi madre, ya que desde antes de tomar clase con ella nos empezaba a recordar que en el salón era Mrs. Negrón y no mami….me encantaba su clase. Aprendíamos canciones, hacíamos ejercicios con las canciones (If you happy and you know…), tenía mucho material visual para enseñarnos. Creo que fue una de mis mejores clases en los 12 años de escuela.

Recuerdo cuando niña, me gustaba ayudarla a corregir exámenes. Algo, que lo vi normal, porque era algo que estaba en mi hogar. Siempre vi que era algo sacrificado, pero vi que lo hacía con mucho amor y fervor. Preparar cada clase, practicar las canciones, tomar clases de educación continua. En fin…toda una vocación de maestro.

Siempre veía que había cierto sacrificio, pero no es hasta ahora, que hay tanta gente mal informada sobre la vida de un maestro, que quiero dar mi perspectiva de lo que significa para mí…

Cuando éramos niños, mis padres nos levantaban, nos arreglábamos y llegábamos a la escuela. Mis hermanos y yo estudiamos en las mismas escuelas. Mi madre me dejaba en el salón y luego se iba al suyo. Cuando me tocó tomar clases con ella, como dije, fue una de mis mejores clases, por no decir la mejor, en todos mis años de escuela. Ella daba clases a mi grupo y repetía a cuatro grupos más, los cuales tenían diferentes niveles de aprendizaje. Salíamos en la tarde, llegaba a casa a ponernos a estudiar, hacer comida, atendernos, y luego, a preparar los materiales para el próximo día escolar. Esta era la rutina de lunes a viernes. Cuando llegaba el tiempo de exámenes, la rutina cambiaba un poco… había que añadirle el tiempo de corregir los exámenes de los 5 grupos, registrar la nota en la libreta de registro de notas y preparar otros informes. Yo ayudaba a mi mama en lo que podía, pero ella hacia el trabajo mayor.teacher - salon mami

La gente todavía se pregunta, ¿Qué hacen en la hora libre del día escolar? Pues les puedo decir que no hay tal cosa como hora libre. Este es el tiempo de descansar la voz, ir al baño, arreglar el salón, atender alguna que otra situación de algún niño – como dice el escrito de una maestra y mi cuñada, los maestros son los segundos padres – y si queda algún tiempo, realizar tareas relacionadas a la clase que imparten.

Cuando llega el tiempo de navidad, están “libres” igual que los estudiantes. Este tiempo de navidad lo utilizan para descansar la voz, el cuerpo (por todo el tiempo que están de pie), y para preparar las cosas para el regreso a clases. Para los que no saben, los maestros regresan alrededor de una semana antes de que empiecen los estudiantes. ¿Qué hacen en esta semana? Poner su salón de clases y la escuela al día, o sea, limpiar. Si, limpiar. Habrá conserjes, personal del departamento para esto, pero son los maestros, quienes en su mayoría, limpian, pintan, recortan, en fin, poner la escuela bonita y decente para cuando lleguen los estudiantes y que se sientan a gusto en su segunda casa.

Y otros dicen, ah, pero tienen dos meses en verano! Sí, es cierto, dos meses al igual que los estudiantes. Pero, ¿saben para qué? Al final de cada año escolar, deben entregar una serie de informes al departamento. Informes que deben estar a tiempo para que los estudiantes tengan sus notas y puedan saber si proceden al próximo grado o no. Pero, si, tienen casi dos meses. Pero a que muchos no saben lo siguiente:

  1. Las clases y campamentos de verano, aunque es pago, es por maestros que han sido voluntarios para hacer que un estudiante mejore y pueda pasar el grado;
  2. Para que los estudiantes puedan tener un campamento “gratis” por aquellos padres que no pueden costear uno.
  3. También, a que no saben cuáles son las enfermedades más comunes entre los maestros: laringitis y presión alta. Laringitis por el polvo de la tiza, y por estar mucho tiempo hablando; presión alta, porque no es fácil, atender grupos de 30 estudiantes, por todo un año escolar.

Quisiera añadir que mi madre padece una de éstas enfermedades, pero fue y es maestra a mucha honra y orgullo. Digo que es, porque aun estando jubilada, ayuda a mis sobrinos a estudiar.

Ahora bien, los que estudiaron en colegios, que en su mayoría son los que están creando resoluciones y leyes que los benefician a ellos y no al pueblo, ¿en qué se diferencia un maestro de escuela pública a uno de colegio?…en nada! Hacen el mismo trabajo y sacrificio que los otros, y hasta con menos paga y beneficios.

Hablando de beneficios, ¿cuáles son los de un maestro? Pues, casi los mismos que todos piensan, pero en su modo. Tienen una parte para el plan médico, del cual tienen que pagar la mayoría, días de enfermedad y vacaciones, retiro, entre otros.

Pero, ¿qué de uno importante el cual no le descuentan y es un beneficio para cuando se jubilan? El seguro social. A los maestros y policías no les retiran el seguro social. Se preguntarán, ¿Qué diferencia hace esto? Se jubilan y no tienen derecho al medicare; o sea, a costear medicamentos y otras necesidades médicas. Son dos de las profesiones más difíciles.

Pero, volviendo a los maestros, quiero decir que, aunque trabajo en la empresa privada, los apoyo más de un 200%. Apoyo a mi familia, a mis amistades, y a todos aquellos que decidieron responder el llamado a ser maestros.

Por último, quiero lanzar un reto a todas esas personas que dicen gobernar nuestro país, a representarnos y a crear leyes. Los reto a todos ustedes a ir a un salón de clases, a impartir una clase durante todo un día. Pero es a dar una clase completa y no a hablar sobre su trabajo con el país. Por qué no se levantan de sus sillas y están de pie durante todo un día, frente al futuro de éste país, frente a los niños y jóvenes de Puerto Rico. Ya basta de tanto abuso a toda la clase trabajadora de éste país, para beneficiarse a ustedes mismos.

Para aquellos que aún no comprenden lo que es un maestro, también los reto a hacer esto. Si necesitan alguna escuela donde quieran tener la experiencia, sólo vayan a la más cercana o me dejan saber. Sé de muchos maestros los cuales estarían dispuestos a que tengan esta experiencia.

¡Apoyemos a los maestros! No permitamos que el gobierno siga con su intimidación cuando estamos en una democracia y tenemos el derecho a expresarnos.

con mi retiro no se juega

3 pensamientos en “La vida de un maestro…

  1. Excelentes palabras. Yo también vengo de familia de maestros. Tengo un ejemplo de lo que no se dice. Una vez ayude a una de las tías a arreglar un PEI (Educación Especial) preparado por otra compañera en Word, ella lo tenia grabado en SU computadora para luego terminarlos en SU casa, comprar tinta para imprimirlos con SU dinero para que sus estudiantes tengan los servicios que necesitan. Todo esto es requisito del programa aunque no asignan materiales ni fondos. Muchos padres ni lo agradecen.

  2. Excelente Arlene; son necesarias más voces como la tuya, que explican los “pequeños” detalles sobre el trabajo de los maestros, particularmente de educación pública, que muchas personas no conocen. Laringitis y alta presión en la mayoría, que cosa tremenda. Algunos comparan los sueldos y tiempo libre, y quizás el punto del tiempo laboral es materia de discusión, porque pienso que tampoco los estudiantes deberían tener tanto tiempo sin clases. Sin embargo, ¿cuantos tienen que limpiar, pintar, suplir los materiales y hasta el papel de baño de su área de trabajo? ¿Cuantos se tienen que amanecer con frecuencia porque eso es lo normal para cumplir con su trabajo?; eso sin cobrar más. Definitivamente es un trabajo fuerte y abnegado, uno de esos que pocos escogerían libremente, y esos pocos, aun con estos detalles, llegan hasta el final con sus estudiantes.

  3. Es importante que algunas personas analicen primero lo que escriben. Eso de que los estudiantes no deberian tener dos meses de vacaciones, por favor, todo cerebro necesita descanso. Conozco gran cantidad de alumnos que se fajan por sus notas, todo el día en los salones. Cuando llegan a sus casas es a estudiar, inclusive muchos de ellos ayudan a sus padres en las tareas y hacen algunos trabajos a los vecinos para ayudarse con algun dinerito.
    Pongamos los pies en la tierra y el cerebro en la realidad. El departamento de educación no está en el suelo porque los estudiantes tengan sus días de descanso, está en el suelo porque se roban lo que debe llegar a los salones de todas las escuelas de Puerto Rico. No solamente de San Juan. El problema más serio que ha tenido el departamento de educación desde siempre, ha sido la corrupción. Dividir el presupuesto entre los poilticos de turno y sus amigotes, llámense empresarios, recaudadores, simpatizantes, etc. Ahí está la verdad. Eso todo el mundo lo sabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s