La inmunidad soberana no le pertenece a la administración de AGP


(Actualizado para incluir el lenguaje del Proyecto de la Cámara 1696 según aprobado por la legislatura y enviado al Gobernador para su firma. El proyecto final efectivamente intenta entregar la inmunidad soberana.)

La disposición que aprobada, contenida proyecto de la Cámara 1696 en su Artículo 4, es una muy grave y va en contra de los intereses de Puerto Rico (PR). Con el título, Gobierno empeña su soberanía a los bonistas para seguir tomando prestado [1], Eva Laureano reportó la implicación del Artículo 4 mencionado abajo: que equivale a entregar la inmunidad soberana de PR. La versión aprobada incluye la disposición a continuación,

…Se autoriza también al Secretario de Hacienda a incluir en la Resolución o Resoluciones Autorizantes cualesquiera términos y condiciones que considere necesarios para la venta de los bonos y pagarés autorizados por esta Ley, incluyendo consentir por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, con el consentimiento del Secretario del Departamento de Justicia de Puerto Rico, a la aplicación de las leyes de Nueva York y a la jurisdicción de cualquier tribunal estatal o federal localizado en el Condado de Manhattan, en la Ciudad de Nueva York, Nueva York, en caso de cualquier demanda relacionada a dichos bonos y pagarés.   No obstante lo anterior, el Estado Libre Asociado no podrá renunciar a su inmunidad soberana respecto a propiedad pública localizada en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Cualquier renuncia a la inmunidad soberana respecto a los bonos emitidos bajo las disposiciones de esta Ley será limitada expresamente a procedimientos legales con respecto a dichos bonos y, bajo ninguna circunstancia, constituirá dicha renuncia (i) una renuncia general por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico de su inmunidad soberana o (ii) una renuncia a su inmunidad soberana respecto a procedimientos legales no relacionados a los bonos emitidos bajo las disposiciones de esta Ley. [2]

Foto por Miguel A. Maldonado

Tribunal Supremo de Puerto Rico. Foto por Miguel A. Maldonado

¿Qué es inmunidad soberana? La inmunidad soberana tiene que ver con la jurisdicción de las cortes de un país para enjuiciar a otro país. Bajo el derecho internacional, ningún país puede llevar a sus cortes al gobierno de otro país; no los pueden demandar en sus cortes. Las únicas cortes con jurisdicción sobre el gobierno de un país, son las cortes de ese país. Por lo tanto, donde único se puede demandar al gobierno de PR, es en las cortes de PR.  En nuestro caso como territorio, y en el caso de los estados de Estados Unidos de América (EUA), también puede intervenir la corte federal. Cabe señalar que el gobierno de PR tampoco puede ser enjuiciado o demandado en las cortes de ninguno de los estados de la unión; la inmunidad soberana también aplica entre estados en EUA.

Pero volviendo al asunto de la emisión de bonos, si el gobierno de PR va a tomar dinero, simplemente debe ir a los mercados de bonos y ofrecer los suyos. De seguro se los compraran a unos intereses altísimos. Esos intereses altísimos no cambiarán con la disposición entregando la inmunidad soberana. Además de eso, la Constitución de PR ya tiene en sí un artículo que le da prioridad a los bonistas en el pago de la duda, que tiene exactamente el mismo efecto de la cláusula propuesta. Realmente no hay justificación ni necesidad de renunciar a la inmunidad soberana. Eso si, la propuesta nos dice mucho sobre la mentalidad de la administración de Alejandro García Padilla (AGP).

La movida demuestra claramente que esta administración es controlada y está de rodillas frente a los inversionistas, a quienes ven como sus superiores. Insisto en mi opinión que el Gobierno trata de resolver el problema equivocado en vez de estar preocupado por los intereses de PR. Para esta administración, el pago de la deuda es su razón de vivir, y nuevamente, no tenemos unos gobernantes que ponga a PR primero.

Pero para que una solución sea efectiva, el problema que quiere solucionar debe ser el correcto. El problema NO ES como vamos a pagar la deuda en su totalidad. El problema es cómo manejar la deuda con el propósito de echar a PR hacia adelante, y minimizar el sufrimiento del pueblo puertorriqueño. El problema no es como minimizar el sufrimiento y riesgo del inversionista.[4]

La Administración de AGP carece de la sabiduría o valor necesario para gobernar a PR en estos momentos de crisis, son muy sometidos a los inversionistas o son ignorantes de las decisiones necesarias para defender los intereses de PR.

En su afán de hacer lo indecible para complacer al inversionista, la administración está dispuesta a entregar la inmunidad soberana del Gobierno de PR. Sin embargo, la inmunidad soberana no le pertenece a la administración de AGP para entregarla. La única acción que pueden hacer en esa dirección, si durante su cuatrienio el Gobierno de PR es demandado en una corte de otra jurisdicción, es presentarse y someterse a dicha corte. Pero eso dista mucho de entregar la inmunidad soberana a través de una ley. La inmunidad soberana no emana de una ley sino del derecho internacional. Cualquier Gobierno futuro puede negarse a comparecer a un tribunal fuera de PR sin importar los que diga la ley. Se podría argumentar también, dado que renunciar a la inmunidad soberana no está alineada con los mejores intereses de PR, que cualquier ciudadano podría impugnar la ley en los tribunales de PR. La inmunidad soberana le pertenece a Puerto Rico, y no la entregamos.

Sobre el autor

Reinaldo Martínez es Gerente de Proyectos en la industria farmacéutica, y blogger para Repensando La Nación. Ha escrito sobre 70 entradas en 3 blogs y ha sido publicado por El Periódico Digital Puertorriqueño La NaciónMUSPR.org y Chispero. Cuando no está construyendo, a Reinaldo le gusta escribir sobre temas de actualidad de Puerto Rico, o compartir con familiares y amigos en la playa. Puedes contactar a Reinaldo Martínez en Twitter, @lifenbits, o seguir su página pública en Facebook, https://www.facebook.com/ReinaldoMtnezVlqz

Bibliografía

[1] Laureano, Eva. 20 de febrero de 2014. Gobierno empeña su soberanía a los bonistas para seguir tomando prestado. Noticel. Tomado de, http://noticel.com/noticia/156075/gobierno-empena-su-soberania-a-los-bonistas-para-seguir-tomando-prestado.html

[2] 17ma Asamblea Legislativa, 3ra Sesión Ordinaria, 2014. Proyecto de la Cámara 1696, Artículo 4. Cámara de Representantes. 3 de marzo de 2014. http://www.oslpr.org/files/docs/%7B9AD993F5-7520-48A5-B339-33958147133D%7D.doc

[3] López-Velarde Estrada, Rogelio. Algunas consideraciones en materia de inmunidad soberana a la luz del derecho positivo norteamericano. Tomado de, http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/jurid/cont/21/pr/pr18.pdf

[4] Martínez Velázquez, Reinaldo. 7 de febrero de 2014. El pueblo de PR NO ES el FDIC de los inversionistas. Repensando La Nación. Tomado de, https://repensandolanacion.wordpress.com/2014/02/07/el-pueblo-de-pr-no-es-el-fdic-de-los-inversionistas/

Un pensamiento en “La inmunidad soberana no le pertenece a la administración de AGP

  1. Este escrito de Reinaldo, claramente demuestra la importancia que debe tener para el estado un concepto tan fundamental como la inmunidad soberana. ¿Cómo es que los llamados hombres y mujeres de estado pueden votar a favor de “eliminar” algo asi? Parece que este es un buen evento para comenzar la lista de nombres que debemos filtrar de las papeletas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s